El aeromodelismo es una disciplina muy completa que abarca un gran número de conocimientos. Por ejemplo, la tarea manual de construcción (que involucra el uso de herramientas), el estudio de materiales y la adquisición de técnicas constructivas. Además, confluyen temas como mecánica, aerodinámica, técnica y tecnología, aero-deportes, concursos, hábitos y costumbres socio- culturales.

Actúa como área de ensayos y prácticas que le permiten al participante, conectar la esfera intelectual con la manual, autoevaluar su capacidad de realización, aprender a resolver satisfactoriamente las situaciones que se presentan y pedir ayuda cuando lo necesita. También se aplican conceptos de estética desde la construcción, decoración, etc.

Generalmente, la actividad comienza con la construcción de aeromodelos. Un modelo es la representación en pequeño de alguna cosa; también es una estructura que se utiliza para la comprensión de un conjunto de fenómenos; asimismo, es una forma que uno se propone y sigue en la ejecución de una cosa. Entonces modelo es: representación, estructura, forma. Desde aquí se abordan las distintas materias que aportan los contenidos. En algunos de los encuentros se construyen aeromodelos; los temas son entonces: fuerza de gravedad, sustentación, densidad, aire, herramientas, materiales, procedimientos, etc.; otras se inventan aeromodelos y se habla de planos, esquemas y representaciones; se promueve el debate y el intercambio a través de videos, películas y audiovisuales.

A medida que se completan las construcciones, se busca un espacio adecuado y se hacen volar los aeromodelos, comprobando conceptos de aerodinámica, técnicas, tácticas, colaboración, reglamentos, modalidades y categorías de aeromodelos, etc. … y luego se vuelve a empezar, sobre la base de los conocimientos adquiridos y las experiencias realizadas.